La Gran Cenobia. Calderón. Joven Compañía,CNT Imprimir

cenobia cartel b 

LA GRAN CENOBIA

texto
CALDERÓN DE LA BARCA

versión
 LUIS SOROLLA

dirección musical, música original y espacio sonoro
ANTONIO DE COS

dirección
DAVID BOCETA

intérpretes
CRISTINA ARIAS, MIKEL AROSTEGUI,
MARIANO ESTUDILLO, MARTA GUERRAS,
ALEJANDRO PAU, ISABEL RODES,
JOSÉ JUAN RODRÍGUEZ, VÍCTOR SÁINZ,
IRENE SERRANO, JOSÉ LUIS VERGUIZAS

en el
TEATRO DE LA COMEDIA
(SALA TIRSO DE MOLINA)
de
MADRID 

Del 13 de enero al 6 de marzo de 2022


- La Compañía Nacional de Teatro Clásico comienza el 2022 con dos montajes históricos situados en el Imperio romano: La gran Cenobia de Calderón de la Barca y Lo fingido verdadero de Lope de Vega.

- Ambos títulos tienen en común la Roma Imperialla corrupción de la clase política o la imagen de la vida como un teatro.

- La gran Cenobia muestra las luchas internas de Roma, y dos formas de entender el mundo: una más amable y empática, y otra basada en el enfrentamiento, y el sometimiento y anulación de todo aquello que no soy yo.

- En este contexto de violencia, poder, manipulación y muerte, Calderón permite que afloren los más nobles sentimientos de amor, lealtad, dignidad y justicia


LaGranCenobia 11 b
ISABEL RODES / JOSÉ JUAN RODRÍGUEZ
FOTO: SERGIO PARRA

La Gran Cenobiade Calderón es un montaje de la Joven Compañía, en su nueva modalidad del último año. No se trata de crear un nueva temporada con nuevos actores jóvenes, sino una "repesca" de una  serie de actores que han intervenido en las cinco temporadas, para dos espectáculos por temporada. Lluis Homar, director artístico de la CNTC (Compañía Nacional de Teatro Clásico) precisa:

   
  LaGranCenobia 12 b
  ISABEL RODES
FOTO: SEGIO PARRA

Este año se ha añadido, con respecto al año pasado, que en estas promociones había algunos actores que habían dado el paso a la dirección y aquí tenemos un ejemplo: David Boceta, actor de la primera generación de la Joven, pero ha desarrollado su faceta como director.  David y su equipo artístico ya hicieron otro título, El otro Reino extraño, sobre la poesía de Lope de Vega, que no se pudo ver en Madrid. Es una pena. Fue en la época de la Pandemia y se lo encargamos para emitirlo vía virtual. Cuando luego se decidió, de un día para otro, que se hacía el Festival de Almagro llamamos a David y le dijimos: "Querríamos que esto se convirtiera en un espectáculo de teatro". Inauguró el Festival. Después esto nos llevó a La Gran Cenobia.    

Para Lluis Homar La Gran Cenobia es un texto maravilloso.Es la primera vez que lo aborda la CNTC , lo cual

es un gran acontecimiento. Cuando hablamos con David, teníamos muy claro que el dirigiera algo, pero no teníamos el título, y fue propuesta de él. Es un texto que conocía y nos entusiasmó. Calderón es inconmensurable. Son pocas las obras de Calderón que tienen nombre femenino. Están La dama duende, La hija del aire y otro que tenga nombre propio es La gran Cenobia. Es significativo que lo haga con este nombre femenino al estilo de mujeres como  Cleopatra o Semíramis. En esa época era algo muy excepcional. La primera obra que escribe con 21 años se llamaba Amor, honor y poder (1623), con lo cual son tres valores ya al inicio. El tratar esa ansia de poder  atraviesa todas las épocas y pocas cosas han cambiado hasta ahora. Esta temporada tenemos cuatro obras de temática romana: Las bizarrías de Belisa (CLICK), Numancia (CLICK), La Gran Cenobia  y Lo fingido verdadero. En ellas siempre hay esa confrontación de esos dos mundos. En este caso es Roma y Palmira; en Las bizarrías de Belisa (CLICK) era Egipto… En todas hay dos miradas de alguien que no está exento  que es ese afán de poder, ese afán de reconocimiento, pero hay una mirada más humana y otra más radical y autoritaria de resonancia hasta ahora. Son temas que nos impactan.  Hay también una modernidad enorme cómo es quién se adueña del relato. De esta forma importa no sólo lo que sucede sino cómo se cuenta lo que sucede. Algo que ahora se ha aumentado. En cuanto sucede una acontecimiento, los medios de comunicación o los grupos  de poder intervienen y no llegamos a saber qué es lo que pasa. Qué es lo que alguien pretende que se cuente de lo que está pasando. 

LaGranCenobia 4 b B
FOTO: SERGIO PARRA

LUIS SOROLLA, versionador

Luis Sorolla (Madrid) es creador teatral, dramaturgo, actor, director, productor y fundador y cabeza de la productora Esto Podría Ser, especializada en la puesta en pie y traducción de textos de dramaturgia contemporánea extranjera y  en piezas de creación propia. Es miembro estable de la compañía Los Números Imaginarios (dirigida por Carlos Tuñón) en la que trabaja como actor y como dramaturgo y creador. Es licenciado en Interpretación Textual por la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid (RESAD) y apasionado de la dramaturgia contemporánea. Como dramaturgo ha creado varias piezas para la compañía de Los Números Imaginarios y ha escrito varias obras. Como actor ha trabajado en múltiples espectáculos teatrales y como director ha dirigido sus propios textos y otros.  En febrero de 2022 estrenará El mal de la montaña de Santiago Loza, bajo la dirección de Francesco Carril y de Fernando Delgado-Hierro en el Teatro Español.Lleva 10 años dedicándose a la traducción de textos teatrales contemporáneos (británicos, alemanes y americanos); ha trabajado como dramaturgista tanto para centros de investigación y formación como en espectáculos teatrales, y se dedica a la enseñanza en centros como el Estudio Juan Codina y de manera independiente

   
  Sorolla Luis b
  LUIS SOROLLA
FOTO: SERGIO PARRA

En La Gran Cenobia se ha encargado de la revisión y versión que, en comandita con David Boceta, ha consistido en

en plantear qué nos interesaba de La gran Cenobia y en qué temas de la obra de Calderón queríamos centrarnos concretamente. Qué sentíamos, qué nos apelaba a nosotros como creadores y también al momento presente.

La versión ha comenzado por

reducir algunos de los personajes de la obra y podar algunas de las tramas (el personaje de Persio, por ejemplo) para tener una acción más directa y enfocada hacia estos aspectos, y también para ajustarnos a la duración deseada del espectáculo. En un segundo, construir (con textos ya existentes y con algún texto específicamente escrito para la ocasión) un marco que invite al espectador a observar la acción que propone Calderón desde un prisma concreto: cómo entiende el poder y la ambición.

La vigencia actual de la obra Luis Sorolla la ve en la temática de

qué es la verdad y cómo ésta se utiliza y manipula, especialmente dentro de un marco político que mucha gente siente que tiende cada vez más a la división, al desencuentro y a la crispación y la agresividad. Todo esto nos conecta con un pensamiento muy presente desde la posmodernidad y de gran vigencia ahora mismo: el hecho de entender que la historia está configurada como una colección de relatos y de narrativas, y que por lo tanto depende de quién ha tenido la capacidad, la autoridad y el privilegio de construir y contar sus relatos y de hacer prevalecer su verdad. Estas ideas enlazan con algunas de las preguntas principales que plantea La gran Cenobia: qué caracteriza un buen gobierno o a un buen o una buena líder, y cómo el amor y la empatía tienen (o no) cabida en el ejercicio del poder. La pugna entre una forma de entender el mundo más amable, justa y empática, y una visión del mundo basada en el enfrentamiento, el dominio y el sometimiento, y en la anulación de la otredad y de todo aquello que no soy yo. 

DAVID BOCETA, director de La Gran Cenobia
UN EQUIPO INSULTANTEMENTE JOVEN

David Boceta (actor, directory profesor de interpretación en la RESAD) inició su relación en la Compañía Nacional de Teatro Clásico precisamente como miembro de la primera promoción de La Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico, donde debutó con Las bizarrías de Belisa (CLICK) de Lope de Vega (Eduardo Vasco) y La noche de San Juan de Lope de Vega (Helena Pimenta). Posteriormente ha intervenido en varios montajes clásicos. Ha dirigido los montajes Nacho´s (Microteatro por dinero), Otelo, el extranjero (La chanza Teatro), De Madrid al cielo y un agujerito para verlo y ¡Qué arte más grande! (Perdición Teatro). Como actor, ha participado en los montajes de corte más contemporáneo o títulos clásicos del siglo XX  de otras compañías.  La gran Cenobia no es nueva para él, ya que participó en un montaje anterior dirigido por Carlos Alonso Cañero. 

   
  Boceta David doble b copia
  DAVID BOCETA
FOTO 1: SERGIO PARRA
FOTO 2: www.madridteatro.net

David Boceta perteneció a la primera generación de la Joven Compañía en el año 2006, siendo Eduardo Vasco, director de a CNTC, lo mismo que Isabel Rodes (Cenobia) y José Juan Rodríguez (Aureliano). Ello les llevó a entrar en la CNTC y entrar en la profesión de la mejor manera posible, ya que trabajaron con los mejores profesionales y los mejores autores.

Formar parte de aquel 2006 y hoy presentar un espectáculo con un equipo que vienen de aquellos barros a estos lodos es una responsabilidad, un honor y está cargado de sentido, en cuanto que en vez de volver a hacer una  nueva promoción de nuevos compañeros, era bueno pararnos un momento e intentar rescatar este patrimonio de actores, unos jóvenes y otros no tanto, y sumar el que algunos somos directores. Pero no solo eso, sino que La gran Cenobia es también una declaración de intenciones y soy muy consciente, por mi parte, que quise que el Asesor de verso (Alejandro Saá) también fuera parte de la Joven Compañía Nacional. Con esto intentamos dar un sentido práctico a todo aquel milagro que sucedió, que tuvo mucho de emocionante, de poético, de humano pero que tiene, también, muchas repercusiones artísticas y profesionales.

LA GRAN CENOBIA

David Boceta siente extrañeza el que no se haya representado nunca en la CNTC, ya que la obra tiene una profundidad, una poética, una estructura, una temática que hacen ella una obra compleja, interesante, pero no han tenido el "beneplácito de los creadores", de ahí que haya sido poco representada, salvo algunas experiencias  

Yo mismo, en el 2004, formé parte de un elenco en el Festival de Almagro, dirigida por Carlos Alonso Cañero, con la Fundación José Struch. Para este encargo me he querido rodear de un equipo de máxima confianza, pero, sin haberlo pretendido, tremendamente joven, en el que pongo el tope en los 44 años. Entonces todas estas parcelas creativas de este montaje son insultantemente jóvenes.

DISTINTAS MANERAS DE ENTENDER
EL PODER, EL GOBIERNO Y LA POLÍTICA.

Un interrogante que surge es cómo no ha interesado representarla. A este interrogante responde la misma obra.

   
LaGranCenobia escena 2 b  
JOSÉ JUAN RODRÍGUEZ  
LaGranCenobia 10 b  
LaGranCenobia 17 b copia  
LaGranCenobia pp B  
ISABEL RODES
FOTOS: SERGIO PARRA
 

La obra es muy generosa y nos responde muchas respuestas. Habla de muchos temas que tienen una línea directa con  nosotros sin necesidad de hacer ningún puente estético ni discursivo. Interpela al creador y espectador de hoy de modo directo. Nos habla, principalmente, de distintas maneras entender el poder el gobierno y la política, representado en dos bandos extremos: uno con una gran carga ética, empática, noble, justa, entre comillas "democrática" representada por Cenobia, fiel reflejo de Palmira con un gobierno por y para el pueblo. Un gobierno consecuente con las necesidades y anhelos de su pueblo. Por otro lado una sociedad más europea, sorprendentemente, más rota, más crítica, la sociedad romana del emperador Aureliano. Es lo contrario: la ambición, el ansia de poder y la personalidad exacerbada de sus gobernantes.

UN ESPECTÁCULO TRANS-HISTÓRICO

Este panorama plantea una pregunta nada alejada de nuestra realidad, subraya David.

Esto ocurre cuando los locos, los peligrosos, desean puestos de poder. Esto es algo que sucede en nuestra sociedad, y que por supuesto habla de nuestra sociedad,  sino que habla de la sociedad de muchas épocas. Habla de muchos momentos históricos que algunos de ellos, como en La Gran Cenobia no sólo acaban en conflictos civiles sino también en conflictos militares. En guerra. Esto nos interesó mucho porque éramos capaces deconstruir un espectáculo trans-histórico.  Es decir, un espectáculo que tuviera anclajes sin comprometernos con ninguna de ellas. Que tuviera un anclaje fuerte en el siglo III d. de Cristo, que es cuando lo sitúa Calderón; que tuviera un fuerte anclaje en el s. XVII, por supuesto, por Calderón, por el verso, por la poética, por la estructura, por la narrativa, por la dramaturgia, por el poder evocador del verso y de la palabra; que tuviera un anclaje fuerte a principios del s. XX en el período de entre guerras, el fascismo europeo, la guerra civil española; que tuviera un anclaje potente y fuerte en nuestros días para que nunca olvidemos que somos nosotros los que lo estamos contando a nuestro espectador de hoy y que, incluso, tuviera otro anclaje en un futuro más o menos cercano.

Esta visión abría la posibilidad de crear un espectáculo

en que signos de la Roma Imperial pudieran funcionar de la forma más coherente posible con el verso de Calderón y con la música rock en directo con batería, guitarra y bajo eléctrico interpretada por los mismos actores. Este concepto trans-histórico sumado  a otro de los grandes temas de Calderón en la función como es que no sólo el gobierno y el poder en el terreno militar, político y personal sino, sobre todo, en el recuerdo histórico de los hechos, el control y manipulación del relato de los hechos, nos hace que estemos hablando de una obra que puede relacionarse directamente con el mundo político, con el mundo social y con el mundo de hoy.

A nivel de simple argumento Cenobia escribe una Historia de Oriente.

Por ser mujer y por saber que está frente a una nación poderosa como es el mayor Imperio del mundo, y que va ser sucumbido,  tiene el afán de dejar por escrito el testimonio "para que nadie pueda contar la historia" sino que su palabra, su recuerdo, su memoria sea la que quede para las futuras generaciones. Eso no puede ser más contemporáneo. Es decir no es importante lo que ocurrió, sino aquello que queda en la Historia según la capacidad y el poder de contarlo. Por eso el personaje histórico de Cenobia es profusamente confuso para nosotros, pero fue un aliciente como es : ¿Quién fue Cenobia? Lo que los romanos dijeron que fue Cenobia. Las muchas visiones de Cenobia que hace la Historia. ¿Es la Cenobia que contó Calderón? ¿Es la Cenobia que estamos contando nosotros? Realmente Cenobia es un personaje histórico que empezó a ser ficticio en el mismo momento en que fue importante su leyenda.

Según David, no parece que Calderón escriba la obra como denuncia del Rey de su época o de algún otro personaje. Le interesa la tríada Amor, Honor y Poder, y la preeminencia de la mujer, algo muy del gusto de la época en cuanto  que Cenobia se enfrenta al mismísimo  César de Roma y lo echa. Es más no es fiel al controvertido personaje histórico de Cenobia. Toma aquellos rasgos históricos que le interesan para su temática. De todos modos lo que interesa es crear

un espectáculo mucho más sugerente que ilustrativo. No vamos a ver, como diría Joaquín Sabina, "una de romanos", sino que estéticamente puede estar ambientada en distintas épocas, incluso en el futuro. Es lo más contemporáneo posible y con un discurso lo más actual posible.

LaGranCenobia 17 b
FOTO: SERGIO PARRA

 

ISABEL RODES, Cenobia
NUESTRA CENOBIA ES UNA CENOBIA
CON UN SENTIDO DEL HONOR Y EL AMOR
MÁS ALLÁ DE LO ESTABLECIDO

Isabel Rodes es licenciada en Interpretación Textual por la RESAD. Debuta en la Compañía Nacional de Teatro Clásico con Las bizarrías de Belisa (CLICK) de Lope de Vega (director Eduardo Vasco). Ha participado en montajes teatrales como Calipso, Sangre lunar, La petición de mano, Desde lo invisible, Presas, Querido, estuviste maravilloso o El maestro de danzar Ha trabajado con las compañías, La Quintana Teatro, La Puerta de Atrás, Teatro de Cámara o Centro Dramático Nacional. En televisión, ha intervenido en El comisario o Amar en tiempos revueltos. En cine ha interpretado el cortometraje Energy

   
  Rodes Isabel doble b
  ISABEL RODES 
FOTO 1: SERGIO PARRA
FOTO 2: www.madridteatro.net 

Manifiesta su  contento de participar en esta función y considera un "milagro" llegar hasta el estreno tal como están las cosas. Llegar al ensayo cada día es un acto de celebración y disfrute. De todo lo dicho subraya el que

este espectáculo es algo rabioso, para mí. Está latente el momento de la guerra, el luchar, en el momento en que estamos y apostar por lo que queremos defender y esto desde lo contemporáneo. Quiero destacar que nosotros amamos el verso de un manera increíble. Hemos nacido en esta casa (CNTC) como actores, y venimos haciendo tanto tiempo el amor al verso, que es una maravilla cuando en los ensayos notas cómo entra Calderón y cómo todo va sumando. Somos realmente "fans" de la palabra y del verso. Lo amamos y lo hacemos con mucho respeto.  Alejandro Saá ha estado vigilando cada palabra para ponerla en su lugar.

IMPORTA QUE QUIEN DEFIENDA
A PALMIRA SEA UNA MUJER
Y NO UN HOMBRE

Isabel interpreta a Cenobia y como tal  siente una gran responsabilidad.

   
LaGranCenobia FG B  
 FOTO: SERGIO PARRA  

Es un personaje histórico, pero se han dicho tantas cosas diferentes de ella que, al final, nos podemos quedar con la que queramos. Nuestra Cenobia es una Cenobia fuerte,  extraordinaria, con un sentido bélico muy importante y con un sentido del honor y el amor más allá de lo establecido. Por eso tiene esa ansia de escribir sobre todo lo que está aconteciendo. Sabe que es extraordinario por el hecho de ser una mujer batallando y consiguiendo todo lo que consiguió y por eso sabe que puede manipularse la historia dependiendo de  quién le convenga.

Isabel precisa que lo importante de esta historia de enfrentamiento, es por ser una mujer la que se enfrenta.

Si a Palmira la hubiera defendido un hombre, no se habría llegado a esta pieza. Lo que le llama la atención a Calderón es que sea un mujer, que hace que transcienda la historia. Si fuera un hombre no estaríamos haciendo El gran Cenobio. Por otro lado es Calderón quien pone a Cenobia a escribir una historia. Él es el que dice: "Tengo que escribir esto, porque después con el tiempo todo puede deshacerse". 

JOSÉ JUAN RODRÍGUEZ, Aureliano
EL TEATRO ES ALGO QUE HACEMOS JUNTOS

José Juan Rodríguez formado en el Laboratorio de William Layton, debuta en la Compañía Nacional de Teatro Clásico con Las bizarrías de Belisa (CLICK) de Lope de Vega en versión y dirección de Eduardo Vasco. Ha participado en montajes teatrales como ¿Dos?, Historia de un soldado, La flauta mágica, Yo no he nacido todavía, Antes del silencio o DelirioHa trabajado con las compañías Teatro del Sur, Els Comediants, Alquimia y Laboratorio William Layton. En cine ha participado en La pájara pinta o A hurtadillas y en televisión en Policías.

   
  Rodrguez J DOBLE B copia
  JOSÉ JUAN RODRÍGUEZ
FOTO 1: SERGIO PARRA
FOTO 2: www.madridteatro.net

José Juan Rodríguez interpreta a Aureliano.

Hasta nosotros ha llegado una obra del s. XVI y Luis Sorolla le ha podido meter mano. Le ha dado voz a los personajes y  él, como autor, se ha dado voz a través de esos personajes. Por lo tanto no sólo tiene voz Calderón. El que después de tantos siglo nos unamos todos nosotros para hacer teatro, también está dentro de la temática de la función y no sólo la tiranía, el buen hacer del gobierno, el buen amor el honor, la ética… Está el hecho de juntarse un montón de personas a través de una manera de hacer, una herencia y ponerlo en escena. Eso está atravesado por la ficción y por una doble ficción, la de Calderón y la de Luis, y eso se va a ver en La gran Cenobia. Está en todas las obras de teatro. No es simplemente algo que se graba en el pasado y luego se consume. Es algo que hacemos juntos y volvemos a hacerlo juntos cuando viene el público.  

Con respecto a su personaje de Aureliano, al contrario de Isabel con Cenobia, manifiesta no tener ninguna responsabilidad, aparte de la técnica.

Aureliano no tiene límites. No tiene ningún techo moral, y entonces por ahí he podido dar rienda suelta para poder desatar esas pasiones de las que hablan los clásicos.

MIKEL AROSTEGUI, Decio
YO TENGO RAZÓN Y MI VERDAD ES ÚNICA

Mikel Arostegui, licenciado en Arte Dramático en la Escuela de Cristina Rota, ha

continuado su formación en Work in Progress y con diversos seminarios. En teatro, ha estrenado en la Compañía Nacional de Teatro Clásico La villana de Getafe (CLICK) de Lope de Vega dirigida por Roberto Cerdá y, más recientemente, ha protagonizado La Comedia de maravillas (CLICK) de Ramón de la Cruz y Lluïsa Cunillé bajo las órdenes de Lluís Homar. En otras compañías, ha participado en los montajes Eva ha muerto de la compañía Fierabrás o La nada verde bajo la dirección de Darío Facal. En cine, ha intervenido en D-efecto, Despedida de soltero y La venturera, y en televisión ha formado parte de Con el culo al aire y El padre de Caín.

   
   Arostegui Mikel doble b
   MIKEL AROSTEGUI
FOTO 1: SERGIO PARRA
FOTO 2: www.madridteatro.net

Mikel Arostegui interpreta a Decio. Agradece la confianza depositada en él por parte de la CNTC y del director David  Boceta. Esto les ha dado a todos la libertad y un juego de poder llevar adelante este trabajo. De la obra destaca como "trasgresor" el hecho del tratamiento de la Verdad.

siento que en mi contexto social y en España hay una disputa muy grande sobre la obtención de la Verdad absoluta, hegemónica, única: "Yo tengo razón y mi verdad es única", y voy a muerte con ella. Confrontar una realidad que se opone a la mía es confrontar al enemigo. La obra habla de esto con esta idea del relato, pero con multiplicidad de verdades ante un mismo hecho. No intenta resolverlo, sino aceptar que la duda ante un hecho concreto exista. También lo hace la obra aceptando su propia identidad como convención teatral. Hay  momentos en la obra que entiende su límite y plantea de hecho: "Soy una obra de teatro, soy sólo una verdad parcial que no hace justicia a la verdad absoluta sobre la duda que estamos planteando". Esto me parece interesante, trasgresor, actual y contemporáneo para un texto clásico y la alta poesía que se escucha.

LaGranCenobia GH B
FOTO: SERGIO PARRA

DECIO ENTRE DOS BESTIAS MARAVILLOSAS

Referente a su personaje de Decio, lo ve situado entre lo que define como

estas dos bestias maravillosas Cenobia y Aureliano. Soy como el columpio que va de un lado a otro. A la hora de interpretarlo siento una dificultad, porque es como una lucha constante de que habiten en mí dos fuerzas opuestas. Decio es profundamente masculino, marcial en el que no están bien vistos los sentimientos. Por otro lado tiene la necesidad de expresarse, de emocionarse y de vivir todo esto de manera femenina. Algo que le nace en él. Al rozar ese aire marcial con lo emocional es una gran lucha. Es terriblemente agotador, pero también muy gratificante.


LaGranCenobia 20 b
FOTO: SERGIO PARRA

David Boceta agradece, en nombre de todo el equipo, la confianza y libertad que Lluis Homar ha depositado en un grupo de creadores, relativamente joven,

Es una época difícil llegar al estreno porque cuando no cae uno, cae otro por el COVID y me siento tan respaldado por el equipo directivo y artístico, por el grupo de actores, que es emocionante. Haciendo nuestras las palabras de Cenobia en la función:  "Quien supo tener sobre el bien tantas dichas, sabrá tener paciencia en las desdichas". 

FUNCIÓN
De martes a domingo: 18:00 H.
Encuentro con el público
Jueves 27 de enero de 2022 

PRECIO
25 €
Miércoles: 12,50 €
descuentos
Cert. disc., desempleo, familia num, mayores 65 años, menores 30
50% 

   
   
  La Gran Cenobia panel retra
   FOTO: SERGIO PARRA

Título: La Gran Cenobia
Texto: Calderón de la Barca
Versión: Luis Sorolla
Escenografía: Almudena Bautista
Iluminación: Víctor Longás
Vestuario: Paola de Diego
Coreografía: Edu Cárcamo
Dirección musical, música original y espacio sonoro: Antonio de Cos
Videoescena: Álvaro Luna
Asesor de verso: Alejandro Saá
Ayudante de dirección: Vanessa Espín
Ayudante de escenografía: Igone Teso Bravo
Ayudante de iluminación: Marina Palazuelos Soto
Ayudante de vestuario: Guillermo Felipe Señaris
Ayudante de videoescena: Elvira Ruiz Zurita
Producción: Compañía Nacional de Teatro Clásico
Espectáculo patrocinado por Loterías y Apuestas del Estado
Intérpretes (por orden alfabético): Cristina Arias (Soldado romano / Clotilda), Mikel Arostegui (Decio), Mariano Estudillo (Soldado romano), Marta Guerras (Irene), Alejandro Pau (Soldado romano), Isabel Rodes (Cenobia), José Juan Rodríguez (Aureliano), Víctor Sáinz (Soldado romano), Irene Serrano (Astrea), José Luis Verguizas (Libio)
Dirección: David Boceta
Duración: 1 h 45 min aprox.
Estreno en Madrid: Teatro de la Comedia (Sala Tirso de Molina), 13 - I - 2022

 
Más información
            
 
José Ramón Díaz Sande
Copyright©diazsande
 

TEATRO DE LA COMEDIA
SALA TIRSO DE MOLINA
DIRECTOR: LLUIS HOMAR

C/PRÍNCIPE, 14

28012- MADRID

METRO: SEVILLA, PUERTA DEL SOL

PARKING: SANTA ANA, SEVILLA

PZ. JACINTO BENAVENTE.