Contactar

 

El niño y los sortilegios PDF Imprimir E-mail
Escrito por www.madridteatro.net   
Viernes, 01 de Abril de 2011 14:54

 

EL NIÑO Y LOS SORTILEGIOS

De

MAURICE RAVEL

y libreto de

COLETTE

 

Bajo la mirada de

DIDIER PUNTOS

y

JEAN LIERMIER

 

Dentro del proyecto Pedagógico

del

TEATRO REAL de MADRID.

 

en los

TEATROS DEL CANAL

(SALA VERDE)

 

Del 7 al 10 de abril de 2011

 

Edad recomendada: a partir de 12 años

 

Un niño no ha sido bueno con los objetos y animales de su entorno. Llegado el momento ellos toman vida y se vengan de él. Su autora era la escritora Colette. Este argumento se lo ofreció al compositor Maurice Ravel. Años más tarde nacería El niño y los sortilegios.

 

 
 ANNA MOROZ
FOTO: JAVIER DEL REAL

Didier Puntos como director musical y Jean Liernier   - que siendo actor fue el primer Tintín de los comics del belga Hergé - como creador de la puesta en escena han realizado una versión, estrenada en la Ópera de la Bastilla de París en 2009 y ahora la vuelven a dirigir para el Teatro Real, dentro del Proyecto Pedagógico, con cantantes españoles, cuyo tope de edad sería 32 años y su número 8. Según Joaquín Pflieger:

 

·         Se trata de una de las obras maestras del siglo XX para adolescentes y público familiar, pues lo permite la Sala Verde de los Teatros del Canal que tiene un Aforo de unas 400 butacas. A pesar de esas dimensiones el espectáculo mantiene en contacto directo con el público. Los músicos están en un lado del escenario a dos ó tres metros de la primera fila de butacas.

 

El espectáculo se complementa con una guía didáctica y un video en Internet (www.teatroreal.com). En esta ocasión el proyecto pedagógico se ha incrementado con una Charla en el Liceo Francés.

 

Para Didier Puntos uno de los requisitos era que deberían ser cantantes jóvenes, pero iniciados en la carrera profesional.

 

BUENA VOZ Y DOMINIO DEL FRANCÉS

 

 
 ANNA MOROZ / GERARDO LÓPEZ /
ANAÏS MASLLORENS
FOTO: JAVIER DEL REAL

El criterio de elección según Didier consistió en:

 

·         Buscar un equilibrio entre la naturaleza vocal y el nivel de francés del cantante. Si al oírlo tenía buena voz  y muy buen francés, pues su calificación era “muy bien”. Con otros con el francés había mucho que hacer, pero como teníamos mucho tiempo dijimos “vamos a trabajar sobre el francés”. En otros teníamos dudas sobre la voz, pero podemos cogerlo y con trabajo lo conseguiremos.

 

Además a los cantantes se les ha exigido dos dimensiones:

 

·         Al no contar con el coro, como en el original, a estos 8 cantantes se les exige cantar como solistas de Ravel y también como cantantes en el conjunto vocal, que suple al coro completo. Esto supone pasar  de un tipo de interpretación a otra.


REVISAR A RAVEL

 

FOTO: JAVIER DEL REAL

Como músicos se ha elegido un pianista – Alexis Delgado - que toca a cuatro manos con Didier, y otros dos músicos que provienen de la Orquesta Escuela y son los más jóvenes de este elenco operístico: Ana Estefanía Rodríguez Morán en la flauta, y Julia Torralba Porras en el violoncelo.

 

En el original de Ravel había una orquesta completa al uso. En este caso es una orquesta de cámara, que tiene otra lógica, según Didier:

 

·         Cada músico tiene que ser más responsable, pues tiene que conocer la partitura total e interpretar cada uno. No existe director como tal. Yo vendría a ser el primer violín – como en la época de Verdi que marca el “tempo” y lo expresivo del sonido.

 

La partitura de Ravel, ha sido revisada por Didier Puntos. Durante los ensayos se habían limitado al piano y al canto. Esa podría ser una fórmula. Al avanzar los ensayos no pareció satisfactorio, pero tampoco la gran orquesta, pues según Didier

 

·         Parecía desfasada con el tema y el libreto de Colette. Era la ocasión de intentar otra cosa: probar una versión de cámara. Era una apuesta fuerte, pues suponía un riesgo artístico el llevar hasta el final la adaptación y darle una forma musical más acorde con el texto.

 

En ese intento nace la versión de cámara.

 

·         Lo que tenía claro era anclar el mundo sonoro en el color raveliano. Busqué en la obra de Ravel los apoyos que me permitieran la versión.  Mi versión está basada en dos partituras suyas: Le tombeau de Couperin que es una pieza de piano a dos manos, aunque después él hizo la orquestación. Habla sobre la infancia, pero como maravillosa. La otra  es Chansons madécasses sobre textos malgaches (de Madagascar). Era la obra de música de cámara, acerca de la cual Ravel se sentía orgulloso. Era una obra con voz (soprano/barítono), violoncelo, flauta y piano a 2 manos. Entonces para El niño y los sortilegios me pregunté, si utilizo ese trío ¿qué pasaría? Ese conjunto era raveliano. La nuestra es, pues, una orquesta en miniatura que recoge todos los gestos instrumentales y los timbres. El niño y los sortilegios tiene la virtud de ser una obra breve, unos cincuenta minutos, y se puede aguantar el cuarteto durante ese tiempo. Con Wagner sería más duro.

 

FOTO: JAVIER DEL REAL

 

La obra dura una hora y 10 minutos. Ese tiempo de más lo rellenan las Historia naturales de Ravel. Es una composición para Voz y piano con texto de Jules Renard, sobre diversos animales: el pavo real, el grillo, el cisne, el martín-pescador, la gallina de Guinea.

 

·         De esas cinco historias tomamos tres. Son retratos distintos de animales  y entran en consonancia con la segunda parte. Preceden a la obra y puede decirse que son “los teloneros”.

 

UN NIÑO MALO, MUY MALO

 

Jean Liermier se ha encargado de la puesta en escena que cuando se la ofrecieron en París, en 2009, frunció el ceño.

 

·         Fui a regañadientes, con miedo y sin ganas. Los libretos de Colette se me resisten. Habla de la infancia con la mirada irónica del adulto y esto no lo domino. Y soy más directo en el modo de contar. Primero conté la historia a los cantantes. No soportaba los prejuicios que había sobre Colette, pues no había tanta ironía en su texto. Se trabajaba con la ironía en la letra del texto, pero no se preocupaba de la sucesión de escenas sin tener en cuenta de dónde proceden estos personajes que idea el niño.

 

En el cuento, el niño estudia en el salón de su casa. No le apetece hacer la tarea. ¡¡Soy malo, malo. No quiero a nadie!!  y comienza a romperlo todo. Los objetos y animales se le rebelan: el libro de matemáticas le acosa, el gato primero retozón lo abandona por una gata…

 

 

 
 VIRGINIA BRAVO / CAROLINA MONCADA
FOTO: JAVIER DEL REAL

Para Jean Liermier el cuento habla sobre

 

·         El horror que es peor. Habla de la violencia en la infancia. En la ópera-teatro se idealiza la infancia: Qué monos son los niños, cómo juegan y se divierten. Pero basta recordar el patio del colegio. Te quitaban los palitos y hojitas que habías recogido. La niña que te gustaba no te miraba y se iba con otro, el puñetazo de otro niño, te empujaban en el barro cuando llovía… En cada recreo se trataba de superar una prueba. De eso habla esta obra.

 

Jean se explaya con el cuento:

 

·         Un domingo un niño tiene que hacer los deberes y se preocupa de otras cosas. En la primera parte hay alusiones al sexo: relación gato/gata, taza/tetera… y está el fuego como símbolo del deseo. El niño no es que sea perezoso, sino que está preocupado por sus pulsiones interiores. Viene la mamá y le dice. ¿Qué tal chiquitín? ¿Te has tomado la merienda? ¿Has adelantado? El niño desea desollarla y le da un acceso de locura. Lo rompe todo.

 

ANAÏS MASLLORENS
FOTO: JAVIER DEL REAL

La segunda parte muestra la placidez del jardín.

 

·         El niño se refugia en el jardín y se encuentra como si estuviera en el Metro de París o Madrid, que está abierto por la noche en Navidad para proteger a los “sin techo”. Allí está el conglomerado de la gente rota del mundo. Son la evocación de los mutilados de la primera Guerra Mundial, que marcó a  Colette en 1919. No me invento nada del texto. Todos los animales del jardín son como un espejo. Le muestran las consecuencias de sus actos. Todos acorralan al niño. La ardilla, a la que había roto una pata antes, vuelve para morirse pues nadie sabe curarla. El niño cura la pata de la ardilla. Todos quedan admirados, pues el mismo demonio que causó el mal profundo, da muestras de bondad. Ahí está el misterio, aún sin explorar. Este cuento no es Walt Disney. Aquí no hay “buenos” y “malos”, sino que todo es más complejo.

 

Para Jean Liermier El niño y los sortilegios:

 

·         Está abierto al inconsciente en cuanto a los impulsos sexuales y al ser humano que por inconsciencia, propio de los niños, hace mal sin quererlo, y hace daño. Mi trabajo ha sido dar cuenta de la violencia subyacente en esta obra y no quedarse en lo ilustrativo, en lo bonito de la infancia.

 

UN VESTUARIO MÁS ALLÁ DE LO ILUSTRATIVO

 

Así como Jean ha evitado que la puesta en escena fuera ilustrativa, el mismo criterio ha seguido en el vestuario.

 

·         Hemos buscado un efecto de extrañeza, pues el niño es un enfermo entre la verdad y lo imaginario. Por ejemplo el murciélago viste un uniforme de paracaidista, el árbol herido un amplio abrigo como los de los combatientes de la Primera Guerra Mundial etc.. Tanto en la partitura como en el propio texto hay trazas de este lenguaje.

 

ESPÍRITU DE COMPAÑÍA

 

Tanto Didier Puntos como Jean Liermier glosan  el que se haya creado un espíritu de Compañía que se manifiesta según Joaquín Pflieger:

 

·         En que cada cantante se apoya en los demás y es un orgullo el haber conseguido este espíritu pues da la idea de conjunto, de algo redondo y un espíritu común. Hemos podido utilizar para los ensayos la Sala Grande de las Producciones Grandes. Esto es importante, así como el poder contar con todos los equipos técnicos desde el principio.

 

FUNCIÓN

7 y 8 de abril: 12:00 H. (funciones pedagógicas)

7 y 8 de abril: 19:00 H. (funciones familiares)

9 y 10 de abril:. 12:00 H. y 19:00 H. (funciones familiares)

 

 

PRECIO

Entradas de 25€ a 15 €

Menores de 26 años: De 10 a 7 €

 

 

Interpretado en francés, con sobretítulos en castellano.

Las funciones pedagógicas, orientadas a estudiantes (no venta al público)

 

Título: Historias naturales

Música: Maurice Ravel

Título: El niño y los sortilegios

Libreto: Colette

Música: Maurice Ravel 

Adaptación para piano, flauta y violonchelo: Didier Puntos 

Escenógrafo y figurinista: Philippe Miesch  

Iluminador: Pascal Noël

Traductora becaria durante los ensayos: Morgan Lecuff

Producción: L`Atelier Lyrique de la Ópera National de París. Proyecto ópera-estudio con jóvenes cantantes. En colaboración con el Gran Teatre del Liceu

Intérpretes:

Historias naturales: Elier Muñoz (Barítono)

El niño y los sortilegios: Anna Moroz (El niño), Anaïs Masllorens (La madre/la taza china/la libélula), Carolina Moncada (La pastorcilla/ la gata/ la ardilla/pator), Mercedes Arcuri (el fuego/ el ruiseñor), Virginia Bravo (la princesa/ el murciélago/ la pastorcilla), Gerardo López (la tetera/ laaritmética/ la rana/ el pastorcillo), Elier Muñoz (el sillón/ el árbol), Fabio Barrutia (El reloj / el gato)

Músicos: Integrante de la Orquesta-Escuela de la Sinfónica de Madrid.

Alexis Delgado (Correpetidor y pianista), Ana Estefanía Rodríguez Morán (Flautista), Julia Torralba Porras (Viocolnchelista)

Director musical y pianista: Didier Puntos

Director de escena: Jean Liermier 

Duración: una hora y diez minutos

Estreno en Madrid: Teatros del Canal (Sala Verde), 7 – IV - 2011

 
 
 FOTOS: JAVIER DEL REAL

 


TEATROS DEL CANAL
DIRECTOR. ALBERT BOADELLA
SALA VERDE
C/ CEA BERMÚDEZ, 1
28003 – MADRID
TF. 91 308 99 99 /99 50
CAFETERÍA Y TERRAZA ABIERTA AL PÚBLICO
METRO CANAL
BUS: 3, 12. 37, 149
www.entradas.com / 902 488 4888
 

 

 

Última actualización el Martes, 26 de Julio de 2011 10:25
 
Adobe Creative Suite 6 Design & Web Premium || Microsoft Windows 7 Home Premium || Adobe Creative Suite 4 Master Collection MAC || Parallels Desktop 7 MAC || Autodesk AutoCAD 2010 || Navicat Premium 9 || Microsoft Office 2011 Home & Business MAC || Adobe Photoshop Elements 10 || Adobe Acrobat X Pro || Adobe Photoshop Lightroom 5 || Sony Vegas Pro 9 || Adobe Creative Suite 5 Web Premium