Contactar

 

El Alcalde de Zalamea. 1993. Reseña. Crítica PDF Imprimir E-mail
Escrito por Eduardo Pérez Rasilla   
Martes, 19 de Octubre de 2010 07:33
 

EL ALCALDE DE ZALAMEA

CONCEPCIÓN CERTADA DE UN PERSONAJE 

Francisco Portes ha escogido el camino que parece más adecuado a sus condiciones persona­les como actor: ha interpretado un Pedro Crespo en el que se resaltan sus cualidades como padre y como hom­bre bueno  

RESEÑA, 1993
NUM. 242, pp. 17- 18

EL ALCALDE DE ZALAMEA

CONCEPCIÓN CERTADA DE UN PERSONAJE

El alcalde de Zalamea no solamente lo ha tratado el Teatro Público. Francisco Portes, experto en teatro clásico y conocedor del mundo clásico, consigue un trabajo actoral de gran cohesión.

 

CORRAL DE COMEDIAS DE ALMAGRO

La presencia de Francisco Portes parece ya obligada en el festival de Almagro, Pero si habitualmente ha escogido comedias para su presenta­ción en el Corral, este año lo hace con uno de los grandes dramas del teatro español: El alcalde de Zalamea, de Cal­derón de la Barca. El empeño puede parecer excesivo para las posibilida­des de un grupo cuyas limitaciones en cuanto a los medios de que disponen son evidentes y obligan a un enorme esfuerzo de interpretación y de imagi­nación para llevar a cabo dignamente el proyecto.

 

En cualquier caso, Francisco Portes ha escogido el camino que parece más adecuado a sus condiciones persona­les como actor: ha interpretado un Pedro Crespo en el que se resaltan sus cualidades como padre y como hom­bre bueno a quien las circunstancias le conducen a una situación próxima a lo trágico, Pedro Crespo sufre así con intensidad la desgracia de su hija o se enternece cuando su hijo marcha con las tropas de Lope de Figueroa. Pero cuando la situación lo requiere, Pedro Crespo defenderá con valentía y con entereza los que cree sus derechos sin que la autoridad de don Lope de Figue­roa o la actitud despectiva y prepoten­te del capitán Alvaro de Ataide consi­gan amedrentarlo. Sin embargo, en la concepción del personaje nunca hay arrogancia ni este deja de ser en nin­gún momento un labriego modesto. Aquí radica el mayor mérito del traba­jo: haber configurado un personaje coherente y entero que explota una de las vertientes del personaje caldero­niano. Sin duda hay otras posibles inter­pretaciones de El alcalde de Zalamea. Francisco Portes ha plasmado una de ellas, la que se ajustaba más a sus con­diciones actorales.

 

Otros intérpretes con cierta vetera­nía como Enrique Menéndez, Carmen Robles, José Caride o Mercedes Lezca­no responden adecuadamente al contenido  de sus papeles, tal vez sin la fuerza y la riqueza de matices de Portes, pero se advierte en su labor el esfuerzo de concentración y de imaginación que requería la tarea. Hay, sin embargo, interpretaciones más endebles y, lo que es peor, se nota excesivamente esa desigualdad en algunas escenas.

 

Es la interpretación, con las salveda­des mencionadas, el punto fuerte del trabajo y el elemento de cohesión del mismo. Por lo demás, el conjunto del montaje es modesto, no sólo porque se haya optado por la austeridad en la con­cepción escénica o porque se confíe fundamentalmente en las posibilida­des ambientales del corral de come­dias, sino también porque se ha pres­tado escasa atención a los problemas escénicos y técnicos.

 

Por ello pueden percibirse algunos fallos de ritmo y una cierta tosquedad en determinadas transiciones que se salvan porque la fuerza de la interpre­tación del personaje de Crespo atrae el interés del espectador por encima de la insuficiencia de algunos aspec­tos del montaje. En este sentido pue­den citarse la brusquedad de algunos cambios de la iluminación, ciertas entradas y salidas de los personajes o la escasa belleza de las canciones que entonan los soldados junto a la casa de Isabel. La sobria escenografía, sin embargo, funciona correctamente y presta un encanto singular a un mon­taje para el que resulta adecua­da.

Título: El alcalde de Zalamea.

Autor: Cal­derón de la Barca.

Adaptación: Enrique Llo­ve!.

Música: José Carlos Domínguez.

Esceno­grafía: Lorenzo Collado.

Intérpretes: Enrique Menéndez, Car­men Robles, Arturo Acero, Emilio Marco, Joa­quín Galán, David Gutiérrez, Aurora Romero, Mercedes Lezcano, Francisco Portes, Salva­dor Bueso, José Cride, Jesús Molina, Pablo Isasi.

Dirección: Francisco Portes.

Estreno en Madrid: Corral de Comedias de Alma­gro, 4-VIl-93. 

 

Eduardo Pérez – Rasilla
Copyright©pérezrasilla

 

Última actualización el Martes, 19 de Octubre de 2010 15:28
 
Adobe Creative Suite 6 Design & Web Premium || Microsoft Windows 7 Home Premium || Adobe Creative Suite 4 Master Collection MAC || Parallels Desktop 7 MAC || Autodesk AutoCAD 2010 || Navicat Premium 9 || Microsoft Office 2011 Home & Business MAC || Adobe Photoshop Elements 10 || Adobe Acrobat X Pro || Adobe Photoshop Lightroom 5 || Sony Vegas Pro 9 || Adobe Creative Suite 5 Web Premium